armario-sostenible

Consejos para tener un armario sostenible

En El Maniquí Vintage hace tiempo que defendemos la sostenibilidad y la economía circular. Entendemos que no es una moda pasajera y que cada día son más las personas que aportan su granito de arena.

Con cambiar ligeramente nuestros hábitos, la moda puede ser más sostenible.

El problema es que es difícil dejar atrás viejos hábitos como la compra de prendas de corta vida. Ropa que, ya sea por materiales o función, no permanecerán en nuestro armario ni una temporada.

Con los consejos de hoy, queremos que disfrutes de un armario sostenible y que tus compras tengan menos impacto en el plantea. Todo ello sin renunciar al estilo.

Repara ropa vieja

¿Alguna vez has tirado una prenda por culpa de una mancha o un agujero?

Si la respuesta es sí, quizá te interese conocer las consecuencias de esta decisión:

1. Gastas dinero al reemplazar la prenda.

2. Generas demanda de ropa nueva y, por lo tanto, los productores siguen fabricando a un ritmo insostenible.

armario-sostenible-reparar-ropa

Este ciclo de usar y tirar puede romperse con unas clases de costura. Tan solo unos puntos simples para resolver pequeños problemas. A medida que mejore tu técnica, estas reparaciones ni se notarán. Además, para algunas personas, coser es muy relajante.

Y si te atreves con todo, prueba a hacerle cambios drásticos a las prendas que ya tienes, como modificar dobladillos, botones, recortar tejanos o, como nos demostró Silvia Moyano, crear una colección a partir de la reinvención de chaquetas oversize.

Compra a diseñadores alternativos

La mentalidad del usar y tirar también ha afectado a los pequeños minoristas, que al entran en el juego de las grandes marcas sacrifican sus recursos.

Por fortuna, una serie de diseñadores alternativos ofrecen  prendas sostenibles a partir de telas recicladas. También abundan las buenas prácticas, como el uso de materiales y procesos ecológicos.

Así, podrás invertir en los pequeños de la industria de la moda y, a la vez, lucir prendas nuevas y únicas, que también te lo mereces.

Calidad sobre cantidad

Si las tendencias cambian tan rápido, no es por una casualidad. La presión de lo nuevo invita a comprar a todas horas. Pero comprar a todas horas puede arruinarte, de ahí que las piezas baratas sean ideales para saciar las ganas de novedad.

Un armario sostenible reclama piezas que duren más de una temporada, que puedan emplearse en diferentes escenarios y que soporten el uso regular.

Por muy bonito que sea el diseño de una prenda, si los materiales son malos, puede darse el caso de que termines comprándola dos veces en la misma temporada.

ropa vintage para hombre

Otra cosa que puedes hacer es mirar hacia el futuro. ¿Te ves llevando esa prenda dentro de tres años? Con esta pregunta sabrás si vistes como te gusta o como te dicen las revistas.

También puedes investigar sobre los materiales. Algunas telas duran más que otras, otras admiten más lavados, y así, docenas de especificaciones que pueden definir tu estrategia de compra.

Sobre los lavados, vale la pena tenerlos en cuenta. Cuanta menos temperatura requieran nuestras prendas, menor será el gasto energético y, de ahí, el impacto de nuestras coladas. Otra forma de ser sostenible es emplear productos de limpieza ecológicos que, no solo tratarán mejor a nuestras prendas (menos químicos), también serán más llevaderos para el medioambiente.

Compra en tiendas vintage

Si no dispones de tiempo para llevar a cabo las ideas de los anteriores puntos, compra vintage.

Piensa que gracias a tiendas como El Maniquí Vintage, extiendes la vida de la ropa con prendas de calidad que, seguramente, aún durarán muchos años más; también reduces la demanda de las grandes marcas, tanto de prendas como de materias primas; y, claro está, ahorras dinero; te haces con prendas únicas que raramente verás en la calle.

Intercambia o dona ropa

Toda pieza que ya no quieras en el armario, tendría que salir de él.

Sabes que ha llegado el momento de despedirse cuando pasan los años y la prenda sigue ahí, con poco uso e incluso con las etiquetas de compra puestas.

En estos casos, ¿por qué no organizas un mercadillo? Deshazte de todo lo que no quieras o invita a las amigas para que traigan las prendas que no quieren. Entre todas podéis renovar vuestros respectivos armarios. Además, las reuniones de amigas siempre son bien recibida.

armario-sostenible-mercadillo

Cada prenda nueva redefine a las demás.

Y si lo que buscas es aligerar armario, dona las prendas que no uses. Existen numerosas organizaciones, con o sin ánimo de lucro, que aceptan de buen grado la ropa de segunda mano. Infórmate antes sobre la ONG y sus valores; si coinciden con los tuyos, ¿a qué esperas?

Formúlate las siguientes preguntas

Comprar al tuntún es tentador, pero si antes te mentalizas de que quieres un armario sostenible, la compra será más fácil.

Entre las preguntas que puedes hacerte están:

 

  • ¿Tengo alguna prenda que se parezca?
  • ¿Con qué frecuencia voy a usar esta prenda?
  • ¿La compro por el diseño o por el precio?
  • ¿Parece de calidad, me durará más de una temporada?

En busca de los orígenes

Un armario sostenible no solo depende de estas decisiones, también de las personas que están detrás de las prendas que compras.

Aunque en según qué casos sea difícil, ¿has probado a investigar el origen de tus compras?

La idea es investigar el proceso de producción a través de las opiniones que otras personas tienen de la marca. En la etiqueta de cada prenda encontrarás datos que te permitan indagar por Internet. Así sabrás si la producción es ética, ecológica y si cumple otros tantos requisitos tranquilizadores.

Cada vez más, las marcas trabajan por la transparencia, así que un poco de investigación es más que factible.

Si con todos estos consejos aún no consigues un armario sostenible, pásate por El Maniquí Vintage y te aconsejaremos. Somos especialistas en vintage en Barcelona, desde hace años y, sobre todo, defendemos la economía circular. ¡Te esperamos!


Créditos de las fotos: Kris AtomicAlyssa StrohmannCam Morin,

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.