Clásicos vintage: el vestido saco

El vestido saco es una de las prendas más estimadas en El Maniquí Vintage.

Símbolo de libertad en muchos sentidos, el corte del vestido saco se impuso a las normas imperantes en la época, los años cincuenta, donde la cintura de avispa promovida por el New Look de Christian Dior causaba auténtico furor.

cristobal-balenciaga

Cristóbal Balenciaga

En esos tiempos de post guerra, salpicados de numerosos cambios sociales, Cristóbal Balenciaga respondió a esta tendencia en 1956 con su primera línea saco.

Estos vestidos saco iniciales se caracterizaron por sus formas rectas y sus cinturas sin marcar. Se consideraron la evolución natural del vestido túnica que el propio Balenciaga había lanzado años antes. Y como este, generó una tremenda controversia.

el vestido saco

Finalmente, la filosofía de Balenciaga se impuso, esa forma estructurada de ver la moda, aplicada a diseños constructivistas y arriesgados. El vestido saco fue visto como la prenda elegante que es hoy.

vestido saco balenciaga

Otros diseñadores como Christian Dior tomarían el relevo de Balenciaga, puliendo el corte del vestido saco hasta las líneas que actualmente conocemos, ya que, el que sea una prenda holgada no resta la dificultad al corte.

IMG_0592

Uno de los ejemplos que mejor definen al vestido saco es que el vestido saco de cóctel que Balenciaga presentó en 1957, un modelo que daba importancia a espalda y cadera al estrecharse por debajo de las rodillas.

 Image via Givenchy.com

Imagen vía Givenchy.com

A partir de ahí, los diseñadores han participado en un constante juego de redescubrimiento del vestido saco. Materias primas, colores, prints, etc. Cualquier detalle es susceptible de alargar la leyenda de una prenda indispensable, todo un símbolo de independencia dentro de la moda femenina.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.