Manolo Blahnik: el técnico del calzado

Muchas recordaréis la adicción que Carrie Bradshaw, protagonista de la serie “Sexo en Nueva York”, tenía por los zapatos diseñados por Manolo Blahnik.

Esta devoción se entiende perfectamente cuando tienes en tus manos un “manolo” y compruebas de cerca la artesanía tras cada modelo, así como los colores empleados y la fantasía que define el trabajo del diseñador español.

manolo blahnik zapatos

Un reconocimiento y una popularidad que el propio Blahnik no tiene mucho en cuenta ya que siempre ha sido un hombre contenido, alejado de los espectáculos que caracterizan al mundo de la moda.

A día de hoy, Manolo Blahnik acumula 40 años de experiencia en el diseño de zapatos. Incluso llega a denominarse “técnico del zapato”, apostando siempre por el oficio y huyendo de la vanidad que pone en peligro a cualquier carrera exitosa.

Manolo-Blahnik

La suya es una historia de persistencia, de unos inicios relacionados con el periodismo, la fotografía y el arte en general, con especial interés en la literatura y la pintura. Su sensibilidad concreta ha sido cultivada con clásicos, pues Manolo Blahnik es muy consciente de que un conocimiento profundo de la tradición es importante a la hora de innovar.

Para él, la clave siempre será la libertad creativa, hacer las cosas a su manera y por encima de las exigencias de los grupos empresariales que, en las últimas décadas, se han hecho con el control de las grandes marcas. Manolo Blahnik es una firma con estructura moderna y alma familiar. En ella trabajan la hermana, la sobrina y otros tantos allegados del propio Manolo, quizá la mejor forma de que sus diseños estén libres de influencias externas.

manolo-blahnik-bocetos

 

Tales principios consiguen que adoremos aún más a Manolo Blahnik y sus zapatos, al igual que le ocurría al personaje de Sarah Jessica Parker o a mujeres relevantes como Paloma Picasso, Madonna o Bianca Jagger. Lucir unos “manolos” es algo más que vestir un complemento artesano y original, es adquirir un estatus que solo otorga la singularidad.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.